Calçots al horno con bechamel de romesco

16.2.14

Normalmente, los calçots (es una variedad de cebolleta tierna, que está entre la cebolla y el puerro típicos de Catalunya) se comen asado o en su defecto al horno y se acompañan con la sala romesco, aquí lo podéis ver. 
En esta ocasión les he querido dar otro aire y realmente estaban deliciosos. Está claro que comes menos calçots que la manera tradicional porque al llevar la bechamel, hinchan más. 

Ingredientes
Para 2 personas
20 Calçots 
Bechamel
2 calçots
10 gr. de mantequilla
1 c/s de aceite
30 gr. de harina
260 gr. de leche
Sal
Nuez Moscada
2 c/s de Salsa romesco
***
queso para gratinar


Preparación
Precalentamos el horno a 250º
Limpiamos los calçots, cortando las raices y extremos (parte verde) y eliminando la primera capa.
Los colocamos en una bandeja de horno y lo horneamos durante 20 min.
Pasado el tiempo, cubrimos con una capa de bechamel y un poco de queso y honeamos 10 min. más.

Bechamel
Tradicional
Troceamos los 2 calçots limpios y sofreímos junto la mantequilla y el aceite. Cuando estén sofritos, añadimos la harina, mezclamos bien y rehogamos. Incorporamos la leche poco a poco, sin dejar de remover con una varillas hasta conseguir una textura cremosa (cuanto más tiempo la cocinemos y removamos, más cremosa queda). 
Casi al final, añadimos la salsa romesco, para que se integre bien.
Salpimentamos y rallamos un poco de nuez moscada.
Thermomix
Ponemos en el vaso los 2 calçóts limpios y troceamos unos segundos a vel 4.
Echamos en el vaso los calçots, la mantequilla y el aceite, y sofreímos 4 min./ temp. Varoma/ vel vel.3 1/2
Añadimos la harina y programamos 1 min/ 100º/ vel.2
Incorporamos la leche, sal, pimienta y nuez moscada rallada, mezclamos 5 seg/vel. 7
Programamos 7 min/ 100º/vel.4.
Añadimos la salsa romesco y mezclamos unos segundos a vel.4

NOTAS: * Si no queréis hacer la salsa romesco, podéis poner la comprada. Aunque estarán más ricos con la casera.
**Depende del grosor de los calçots, tendréis que dejarlos un poco más (comprobar que estén un poco tiernos, antes de poner la bechamel.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

19 comentarios

  1. Se ven ideales :=)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. otra manera mas de degustarlos que va bien saberlo y si no puedes degustarlos a la brasa al menos te quitas el mono¡
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Con las ganas que tengo yo de ir de calçotada y veo en tu blog calçots. En cuanto los vea en el mercado los compro y pruebo tu receta.
    Un beso.
    Hogardiez

    ResponderEliminar
  4. Que riiiicos tienen que estar!!
    No los he probado nunca, investigaré a ver si los puedo encontrar por aquí.
    Gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  5. humm que delicia y que foto más sugerente! besitos

    ResponderEliminar
  6. me rechiflan los calçots,, y asi nunca se me habria ocurrido, tienen que estar buenisimos

    ResponderEliminar
  7. Lola, no sabes cuánto me gustaría disfrutar de una calçotada con su salsita Romesco. Sé que "Madrid" os debe una todavía, pero no estaría nada mal para un futuro encuentro, disfrutar de una, ¿no?

    Ahora, que quien no se consuela es porque no quiere. Tú te consuelas con esta forma adaptada de calçotada y a la vez nos consuelas a tus seguidores. Qué bien te ha salido la jugada.

    Besos y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué opción tan estupenda! Me encanta eso de la bechamel de romescu. Genial. Tiene que estar buenísima.

    ResponderEliminar
  9. Con lo q me gustan los calçots, aaaaaah!! Los he probado rellenos, en tempura... Pero con esta bechamel, ya me parece una pasada! Q ricos x favor! Mua!

    ResponderEliminar
  10. Como más me gustan es a la brasa, pero con esa bechamel no hay quien les diga que no. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  11. Que ricos!!! Además ensucias menos sobre todo las manos....
    Muas

    ResponderEliminar
  12. has logrado que me anime a comprarlos y hacerlos en casa... los veo cada vez que estoy en el mercado y no me atrevo... pero es que apetecen tanto... y seguro que con bechamel en casa se los comen más felices!
    rico!
    un besote!

    ResponderEliminar
  13. Los quiero probar ahora mismo, jejejeje.

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  14. Lo que daria yo por poder comer esos calcots al horno seguro que estan de muerte relentaaaaaaaa no hay mas que ver la foto.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  15. Wow, que rico!!! Con lo que me gustan los calcots y el romesco. Me encanta esta versión.
    Besitos y linda semana,
    Vero
    lacocinadevero.com

    ResponderEliminar
  16. Solo he probado los calçots con salsa romesco una vez en mi vida y me encantaron... a ver si los encuentro en Madrid y me animo a hacerlos,,, lo que si tengo claro es que nunca se me hubieran ocurrido hacerlos con bechamel y muchisimo menos con ésta tan especial y rica. Feliz semana, un beso guapa!

    ResponderEliminar
  17. Vaya versión más buena para variar de los asados con el romesco de siempre. Anotado. Bss

    ResponderEliminar
  18. Justamente el sábado comimos calçots al horno, y de haberlo sabido hubiera probado tu receta... Tendré que repetir! ;). Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y tu comentario que siempre es leído y agradecido. Vuelve por aquí cuando quieras...
Para cualquier duda o consulta, me puedes enviar un email a migrandiversion@hotmail.com


Dolores
Mi Gran Diversión

Archivo del Blog

Ultimas Recetas